<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=317961212404033&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Quieres saber qué sigue en el mundo del trabajo?

Explora las publicaciones de nuestro blog y encuentra ideas, tips, inspiración y las principales tendencias del mercado laboral para los profesionales de recursos humanos y líderes que buscan estar informados y preparados para tomar las mejores decisiones.

Comparte este articulo:

Mónica Ordóñez

Coordinadora de Contenidos en Kelly México, con más de 10 años de experiencia en la generación de contenidos y diseño editorial, egresada de la carrera de Diseño y Comunicación Visual de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México.

0

Publicado en: Tendencias en el lugar de trabajo, Administración de empleados

¿Cómo ser un líder de equipo que inspire?

La motivación laboral es una de las principales fuentes de retención de talento en las empresas. Sin embargo, a partir de la crisis de 2020 el concepto de motivación ha significado nuevos retos para cada líder de equipo.

Actualmente, motivar involucra aspectos como la seguridad psicológica, que se traduce en la capacidad de los líderes organizacionales para crear entornos en que los trabajadores puedan hacer frente a los cambios en la modalidad de trabajo y a sus circunstancias personales. Para ello, las organizaciones pueden y deben cuestionarse cómo mejorar el ambiente laboral de manera que los trabajadores dispongan de un entorno seguro para externar sus dudas, preocupaciones y necesidades.

En este sentido, se estima que, cada vez más, las empresas buscarán promover una atmósfera de seguridad psicológica, partiendo del concepto acuñado por la profesora Amy Edmondson, de la Escuela de Negocios de Harvard.

De acuerdo con Edmondson, este tipo de entorno provee a los colaboradores la tranquilidad de saber que no serán castigados o humillados por manifestar sus preguntas, preocupaciones o errores. Es entonces que el rol de líder en un equipo de trabajo se vuelve fundamental para lograr la motivación y la retención de personal.

Para inspirar, un líder de equipo debe ser capaz de transmitir un entusiasmo genuino a sus colaboradores en tiempos de crisis. Con este propósito, es útil tomar acciones como las que se describen a continuación:

  1. Ser optimista. Lo cual no implica negar o ignorar las circunstancias difíciles, sino valorar las fortalezas y oportunidades; reconocer los aciertos y potenciar las capacidades con que cada miembro del equipo puede aportar valor a la organización.
  2. Ofrecer retroalimentación. Uno de los factores controlables que puede afectar la motivación del equipo y de los individuos es no tener certeza de si su aportación está siendo valorada y si efectivamente está cumpliendo con las expectativas de la organización sobre su desempeño. De ahí que entregar un feedback sea una de las primeras respuestas cuando nos preguntamos cómo mejorar el ambiente laboral.
  3. Permitir la autonomía. Alentar el que tus colaboradores gestionen dentro de un marco establecido sus tiempos y métodos de trabajo les permite desarrollar nuevas habilidades, además de poner de manifiesto tu confianza en ellos.
  4. Reconocer el trabajo bien hecho. En tiempos como el que vivimos, la retención de talento tiene mucho que ver con fidelizar a los miembros del equipo y reforzar el sentido de pertenencia a partir del reconocimiento de sus esfuerzos.
  5. Proporcionar a los colaboradores el equipo necesario. Esto incluye desde herramientas tecnológicas, el pago de servicios de electricidad e internet y la capacitación para el desarrollo de habilidades digitales.
  6. Brindarles herramientas para combatir el estrés. Tales como ofrecer cursos para la gestión del tiempo y reducción del estrés, alimentación saludable, yoga, mindfulness o promover actividades deportivas y de recreación como salario emocional.

El rol de líder en un equipo de trabajo en tiempos pospandemia

El ejercicio de un liderazgo positivo es algo que se busca potenciar en las organizaciones, pero ¿qué caracteriza a un líder positivo y cómo se logra transmitir sensaciones de resiliencia y bienestar en una época de crisis?

Para dar respuesta a estas preguntas, una buena referencia es el estudio Positive Leadership and Employee Well Being, de E. Kevin Kelloway. De acuerdo con el autor, las organizaciones positivas comparten las siguientes características:

Clima positivo

Perdón, compasión y gratitud son a la vez prácticas y emociones que si bien no nos cuesta tanto implementar en el ámbito de lo personal, resultan nociones innovadoras cuando se piensa en entornos corporativos. Sin embargo, para que el ambiente favorezca una actitud optimista, por cada evento o emoción desagradable, debe haber cinco emociones positivas. Por eso, esta es una de las características de las organizaciones que logran sobreponerse a las crisis.

Relaciones positivas

Propiciar relaciones de colaboración, más que de competencia favorece el bienestar de los trabajadores, disminuye el riesgo de padecimientos asociados con el estrés y mejora la productividad.

Sentido positivo

Cuando los colaboradores perciben su trabajo como una vocación, la empresa consigue su confianza, sentido de pertenencia, motivación y compromiso.

Comunicación positiva

Asertividad, transparencia y trato respetuoso son las bases para mantener una comunicación fluida y compartir información.

Ser un líder de equipo que provoque inspiración no es fácil de lograr y se debe potenciar de forma continua, pero al lograrlo, se podrá potenciar la motivación de los colaboradores y una mayor retención de talento en las organizaciones.

Nueva llamada a la acción

 

¿Tienes algún desafío en Recursos Humanos? 

Queremos conocerlo

Completa este formulario

 Tu solicitud se enviará a uno de nuestros asesores, quien te contactará rápidamente para analizar tu necesidad.

 

Continuar leyendo: ¿Qué es la inteligencia emocional en el trabajo?

Comparte este artículo: