<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=317961212404033&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Bievenido | Blog Candidatos

Comparte este articulo:

Kelly Services Mercadotecnia

0

Publicado en: Vida laboral

Cuatro tips para recargar energía en el trabajo

¿Siempre te encuentras rezagado durante un bajón a media tarde? ¿O pierdes el enfoque después de haber trabajado en un proyecto específico durante varias horas? Cualquiera que sea el motivo, si tus niveles de energía descienden en algún momento durante el día, es posible que te preocupe cómo mantener tu desempeño y productividad constantes. Afortunadamente, incluso si tu empleador no provee una sala de meditación o un gimnasio, hay formas de reponer rápidamente tu energía. Aquí hay algunos consejos útiles para recargar energía en el trabajo:

 

Cambia entre tareas cada dos horas.

El experto en trabajo profundo Cal Newport afirma que los virtuosos violinistas practican no más de cuatro horas al día, generalmente divididas en sesiones de dos horas. Como esta práctica se aplica a una variedad de disciplinas donde las personas realizan un trabajo intenso, también se puede aplicar a un entorno de oficina. Y hay una ventaja en el cambio de tareas: conduce a una mayor creatividad. Una de las principales razones para esto, es que volver a una tarea le permite verlo desde una nueva perspectiva, lo que puede conducir a nuevas soluciones.

Escucha música.

Cuando realizas tareas repetitivas, la música puede mejorar tu estado de ánimo, lo que a su vez aumenta tu productividad y eficiencia, de acuerdo con Gregory Ciotti en su artículo "Cómo afecta la música a tu productividad". Para el trabajo creativo, la música ambiental es mejor elección. 

Usa tus descansos para olvidarte del trabajo.

Reconozcámoslo: la mayoría de nosotros continuamos pensando y hablando acerca del trabajo cuando tomamos un descanso, incluso si estamos fuera de la oficina. Pero si puedes redirigir tu atención a algo completamente diferente por un tiempo corto, puedes reactivar tu cerebro. Por lo tanto, en lugar de reflexionar sobre el último correo electrónico de tu jefe o un problema laboral difícil, haz algo completamente diferente, como salir a caminar, jugar un juego en tu teléfono, llamar a un amigo o incluso hacer algunas compras en línea.

Haz algunos ejercicios de respiración.

Si te estás quedando sin energía porque estás estresado, los ejercicios de respiración pueden ayudar. Sentado en silencio con los ojos cerrados, respira primero en tu abdomen, luego en tu pecho. Exhala lentamente por tus fosas nasales. Sigue haciendo esto por 90 segundos. Si notas alguna tensión, reconócela y déjela ir.

 

Al tener en cuenta estos consejos, puedes reducir la cantidad de tiempo que dedicas tratando de ser efectivo cuando tus niveles de energía son bajos y, en su lugar, hacer lo necesario para recargar tu energía rápidamente. Y eso a su vez puede ayudarte a ser productivo todo el día.

 

Continuar leyendo: Cómo salir de un depresión laboral

Comparte este artículo: