Bievenido | Blog Candidatos

Comparte este articulo:

Kelly Services Mercadotecnia

0

Publicado en: Crecimiento profesional

Cómo salir de una depresión laboral: lo que debes y no debes hacer

Le sucede hasta a los mejores: te despiertas una mañana y te das cuenta de que no hay nada en tu trabajo que te entusiasme más.En otras palabras: sufres de depresión laboral.

Como señala Jenny Blake en su artículo titulado "Estancamiento profesional: cómo superar la depresión", es importante darse cuenta de que una depresión laboral es realmente algo bueno. Esto quiere decir que has aprendido todo lo que puedes en tu posición actual y que estás listo para avanzar. Pero primero, ten en cuenta lo que debes y no debes hacer para mantenerte en el camino profesional correcto:

No actúes impulsivamente. Aunque puedes anhelar actuar de inmediato para combatir tu aburrimiento e inquietud, nunca tomes una decisión profesional impulsiva.

Evalúa lo que quieres que sea tu siguiente paso.  ¿Deseas un nuevo proyecto, una promoción interna, un nuevo trabajo o algo más? Piensa detenidamente sobre lo que te involucrará, desafíate profesionalmente y mantente en el camino correcto para avanzar en tu carrera.

No te detengas. Se necesita visión y coraje para hacer realidad tus objetivos profesionales. Si tu siguiente paso parece demasiado ambicioso, divídelo en pasos más pequeños y alcanzables.

Empieza a aprender habilidades nuevas y relevantes.  No importa si aprendes estas nuevas habilidades en el trabajo o en tu tiempo libre. Todo lo que importa es que amplíes tus habilidades profesionales y tu conocimiento de manera que respaldes tu desarrollo profesional. Las formas de hacerlo incluyen asumir tareas extensas en el trabajo, inscribirse en un curso en línea o asumir responsabilidades específicas en un puesto de voluntario.

No hables de tu depresión con tus colegas. Definitivamente no quieres que tu superior escuche de otra persona que no estás satisfecho. Él o ella podrían comenzar a cuestionar tu lealtad, y eso no es bueno para tu estabilidad laboral.

Agenda una cita para hablar sobre tu desarrollo profesional con tu superior.  Antes de la reunión, prepara una o varias soluciones posibles que te involucren más y, a la vez, aumenten su valor para la empresa. Por ejemplo, podrías sugerir liderar un nuevo proyecto para atraer a más clientes o solicitar el apoyo de la compañía para obtener certificaciones que te permitan asumir un rol con mayor responsabilidad en la empresa.

Recuerda: hay dos maneras en que puedes tratar de salir de una depresión laboral. Puedes actuar impulsivamente y arriesgarte a tomar una decisión que empeore tu descontento, o puedes planear minuciosamente, tomar medidas para avanzar y volver a apasionarte por tu trabajo. ¡Toma en cuenta estos consejos y supera la depresión laboral!

Continuar leyendo: Cinco consejos para manejar el estrés laboral

Comparte este artículo: