<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=317961212404033&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Bievenido | Blog Empresas

Comparte este articulo:

Kelly Mercadotecnia

0

Publicado en: Administración de empleados

10 claves del talento innovador

Conoce las 10 claves en la que una publicación del Huffington Post destaca las cualidades y mejores prácticas de las mentes más creativas en el mundo.

"Si hubiera preguntado a la gente qué querían, me habrían dicho que un caballo más rápido", decía Henry Ford.

“No he fracasado. He encontrado 10 mil formas que no funcionan", advertía Thomas Edison.

¿Cómo decodificar las mentes más brillantes? Con la consigna de sintetizar los procesos creativos de los genios, el Huffington Post analizó las mejores prácticas que impulsan la innovación.

  1. Sueñan despiertos. Según Scott Barry Kaufman y la psicóloga Rebecca L. McMillan, ambos autores del artículo “Ode To Positive Constructive Daydreaming" (Oda a lo positivo y constructivo de soñar despierto), dejar que la mente merodee libremente puede contribuir al proceso de "incubación creativa".  Está probado que soñar despierto activa los mismos procesos cerebrales que se asocian a la imaginación y la creatividad.
  2. Observan todo. Descubren posibilidades en cualquier lugar y están constantemente recopilando información que pueda servir para la expresión creativa. La escritora Joan Didion siempre llevaba encima un cuaderno en el que anotaba cualquier observación sobre la gente y los acontecimientos, con el fin de entender mejor las complejidades de su propia mente.
  3. Manejan sus horarios de trabajo. Independientemente de cuál sea su horario, los individuos altamente creativos suelen saber en qué momento del día su mente está más activa, y en función de esto, organizan sus días.
  4. Generan momentos de soledad. Es clave para contactarse con el yo interior. Es muy difícil encontrar esa voz creativa si no mantienes ningún contacto con tu interior ni reflexionas sobre ti mismo.
  5. Los desafíos representan lecciones de aprendizaje. Se ha descubierto que los obstáculos pueden contribuir a que la gente desarrolle las áreas encargadas de las relaciones interpersonales, de la espiritualidad, la resiliencia y, lo que es más importante para la creatividad, la capacidad de encontrar nuevos caminos.
  6. Buscan nuevas experiencias. La curiosidad intelectual es una de las claves para multiplicar los conocimientos y descubrir nuevas posibilidades.
  7. Plantean grandes preguntas. Las personas creativas observan el mundo a su alrededor y quieren saber por qué, y cómo, funcionan las cosas.
  8. Son visionarios. Si hay algo que distingue a las personas altamente creativas del resto es la capacidad de ver oportunidades donde otros no. En palabras de Steve Jobs: "La creatividad simplemente consiste en conectar las cosas. Cuando le preguntas a las personas creativas cómo han hecho algo, se sienten un poco culpables porque en realidad no han creado nada, sino que se han limitado a ver algo. Tras un tiempo, les resulta obvio, pues han sido capaces de conectar las experiencias que habían tenido y de sintetizar cosas nuevas".
  9. Se arriesgan. Existe una conexión profunda y significativa entre el riesgo y la creatividad. La creatividad es el acto de fabricar algo de la nada. Esto implica salir de nuestra perspectiva limitada y explorar otras formas de pensamiento. Existen investigaciones que afirman que inducir la "distancia psicológica" (es decir, pensar desde la perspectiva de otra persona o reflexionar sobre una cuestión como si fuera irreal o desconocida) puede activar el pensamiento creativo.
  10. No se toman tan a pecho los errores y meditan. La ciencia respalda la idea de que la meditación puede activar el poder de la mente. Un estudio realizado en 2012 por un equipo holandés señala que algunas técnicas de meditación promueven el pensamiento creativo. Las prácticas de meditación pueden ir ligadas a una mejora de la memoria y de la concentración, a un mayor bienestar emocional, a una disminución del estrés y de la ansiedad, y a una mayor claridad mental; todo esto puede fomentar la capacidad de pensamiento creativo.

Comparte este artículo: