<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=317961212404033&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Bievenido | Blog Empresas

Comparte este articulo:

Kelly Services Mercadotecnia

0

Publicado en: Tendencias en el lugar de trabajo

Las 4 dimensiones del futuro del trabajo

El desarrollo tecnológico y la globalización han dado paso a un mercado sumamente dinámico, uno en el que las formas de trabajar se transforman a un ritmo acelerado. De ahí que adaptar las estrategias de recursos humanos a las nuevas tendencias se haya convertido en prioridad para las organizaciones. Con el ánimo de aportar al respecto, en Kelly Services hemos desarrollado el estudio "El Futuro del Trabajo", en donde se aprecian cuatro dimensiones claves en lo que a expectativas y porvenir laboral respecta:

1. La fuerza laboral

Smiling group of co-workers standing in officeLa fuerza laboral se está viendo afectada por factores como la coexistencia de talento multigeneracional en las organizaciones: Baby Boomers, Generación X, Millennials, y Centennials colaboran activamente dentro de las empresas. 

Pese a esto, los millennials se alzan como la generación dominante: para 2025, se estima que constituirán más del 50% de la fuerza laboral. Siendo así, el gran reto inicial es lograr la integración y un punto de convergencia en el que las diferentes generaciones puedan crecer profesionalmente, mientras incrementan su compromiso y aportan al desarrollo económico de la empresa. 

Por otra parte, el informe señala que las organizaciones están haciendo uso cada vez más de la automatización cognitiva para el desarrollo de tareas repetitivas y de procesamiento de datos, ahorrando entre el 60% y el 80% de los costos. Así las cosas, los trabajos de este tipo están siendo deconstruidos y los trabajadores deben “desarrollar habilidades que puedan ser utilizadas colectiva o individualmente para desempeñar una función o completar proyectos".

Este es un hecho que se viene divulgando hace algún tiempo: según una investigación de McKinsey, cerca del 60% de las ocupaciones tienen al menos un 30% de actividades técnicamente automatizables. Esto se traduce en un cambio radical en gran parte de los empleos que, sin duda, obligará a los trabajadores a adquirir nuevas habilidades y conocimientos. 

Finalmente, en el ámbito de la fuerza laboral, el informe hace referencia al Gig Economy (modelo de trabajo basado en proyectos o períodos acotados) y a la proliferación de freelancers o independientes (solo en México hay 14 millones 500,000 trabajadores). Esto ofrece a las organizaciones una amplia gama de alternativas a las contrataciones tradicionales de tiempo completo o medio tiempo, incluso cuando requieren talento con un alto nivel de habilidad y experiencia. 

2. El lugar de trabajo

group of young business people having fun, relaxing and working in creative room space at modern startup officeEn la actualidad, las personas quieren que sus lugares de trabajo coincidan con sus estilos de vida, dejando atrás las oficinas tradicionales. “Algunos trabajadores de oficina desean servicios tales como una amplia selección de refrigerios, un gimnasio, y acceso al comercio minorista”, mientras que otros prefieren los espacios de coworking o prefieren laborar a distancia. 

Ante este panorama, las empresas deberán aprender a organizar sus entornos y dinámicas de trabajo de acuerdo con estas tendencias, pero siempre teniendo en cuenta los intereses comerciales del negocio. 

3. Tecnología 

14-1La tecnología disruptiva, es decir, aquella que está transformando la manera en que personas y trabajo se conectan, se basa en tres pilares: 

* La inteligencia aumentada y la automatización robótica: como ya se señaló, estas tecnologías eliminarán algunos trabajos, transformarán otros y crearán empleos completamente nuevos. 


* La economía de plataforma: de acuerdo con la investigación, “las plataformas de agencias libres basadas en la nube ofrecen una experiencia altamente personalizada que se alinea directamente con la consumerización de la tecnología”. Contrario a ella, durante la última década las empresas se han enfocado en la centralización y la estandarización con el objetivo de mitigar el riesgo y disminuir costos. Eso derivará en conflicto dentro de las empresas, pues genera una desconexión entre políticas organizacionales y las expectativas de personalización de los colaboradores. 


*Los hechos desafían las creencias en torno al aprendizaje analítico y cognitivo: la implementación de estas tecnologías ofrece importantes oportunidades para incrementar la productividad y organizar de mejor forma los procesos. No obstante, no todas son realistas ahora mismo, y las que sí lo son no siempre son ejecutadas de forma correcta. 

4. Normas sociales

08Las normas regulatorias, culturales, generacionales y económicas son parte de las normas sociales que influyen en el trabajo y en la manera en que se desarrollan. Por supuesto, éstas cambian con el tiempo y se ven impulsadas por la consumerización y la individualización. Las empresas deben comprender este fenómeno reconociendo que puede ser diferente en cada mercado, y desarrollar sus modelos de gestión de recursos humanos en torno a ello. 

 

Analizar estas cuatro dimensiones en su conjunto permitirá tener una visión integral del futuro del trabajo, facilitando la adaptación al cambio y la construcción de modelos efectivos para interactuar con el talento, crear estrategias de reclutamiento y regular las relaciones laborales, entre otros aspectos de gran importancia para toda organización.

Futuro del Trabajo

Comparte este artículo: