<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=317961212404033&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Bievenido | Blog Empresas

Comparte este articulo:

Kelly Services Mercadotecnia

0

Publicado en: Administración de empleados

La importancia del control de incidentes laborales

Las incidencias laborales son aspectos naturales de toda organización, sin embargo, representan un peligro que puede atentar contra la productividad e incluso contra la vida de los trabajadores. 

Cada año, mueren más de 2.3 millones de mujeres y hombres a causa de lesiones o enfermedades en el trabajo, de acuerdo con estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), estas cifras muestran que los incidentes laborales son aspectos que toda organización debe tomar en cuenta y controlar para mitigar riesgos de Recursos Humanos y económicos.

Los accidentes mortales causaron más de 350,000 fallecimientos y casi 2 millones de muertes son provocadas por enfermedades vinculadas con el trabajo. Agregó el organismo que más de 313 millones de trabajadores se ven involucrados en accidentes no mortales relacionados con el trabajo, lo que genera daños y ausentismo laboral.

Esto pone de manifiesto la necesidad de sensibilizar a las personas en general respecto a la seguridad y salud en el lugar de trabajo, así como fomentar y acelerar la adopción de medidas de prevención que se centren en la prevención de enfermedades relacionadas con el trabajo y no solamente en las lesiones profesionales, esto se puede efectuar mediante controles de incidentes laborales, en los que se identifique las áreas y actividades que representan mayor riesgo.

En el caso de México, en 10 años los accidentes en los centros laborales aumentaron 147% y los patrones brindaron protección únicamente al 6%, según cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

La baja protección, explica el instituto, se debe a que la tabla de enfermedades y accidentes sujetos a atención tiene 45 años sin actualizarse, por lo que un gran número de enfermedades de trabajo no se encuentran contempladas en esa tabla y circunstancias.

En el país, anualmente se registran en promedio 346,000 accidentes de trabajo, 5,000 personas se enferman a causa de las tareas que realizan y 1,000 mueren desempeñando sus labores, o a consecuencia de ellas, y la mayoría de éstos no son atendidos.

El mayor número de muertes se da en quienes desempeñan funciones en el transporte terrestre, seguido de los trabajadores de la construcción. Mientras que el mayor número de personas que sufren accidentes en el trabajo son los que se desempeñan como vendedores de tiendas de autoservicio, preparación de alimentos y bebidas.

A menudo, los costos de los accidentes y de los problemas de salud son mayores de lo que se perciben inmediatamente. Al respecto, la OIT estimó que el costo total de la falta de inversión en seguridad y salud en el trabajo (SST) para prevenir accidentes de trabajo y enfermedades profesionales asciende a casi 4% del PIB anual mundial (aproximadamente 2.8 billones de dólares).

En las empresas, es fundamental que el área de Recursos Humanos lleve un control de incidentes laborales para poder resolver de manera rápida y eficaz, cualquier percance que pueda ocasionar una interrupción en el servicio, de esta forma, se puede mitigar riesgos y proteger a los trabajadores.

Mediante una adecuada estrategia para controlar las incidencias de trabajo, se reducen tanto los costos directos como indirectos, así como las primas de los seguros y mejora el rendimiento y la productividad; además, se reduce el ausentismo y mejora el estado de ánimo de los trabajadores. A nivel nacional, al reducirse los costos de seguridad social y asistencia médica, los impuestos son menores, hay un mejor rendimiento económico y se mejoran las prestaciones sociales.

En Kelly Services sabemos lo importante que es contar con una cultura de prevención en materia de seguridad y salud en el trabajo, que implica la participación activa de empleadores y trabajadores para asegurar un medio ambiente de trabajo seguro y saludable a través de un sistema de derechos, responsabilidades y deberes definidos en todos los niveles.

Fuentes: OIT, IMSS.

Comparte este artículo: