<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=317961212404033&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Quieres conocer las últimas tendencias del mundo del trabajo?

Explora los artículos de nuestro blog y descubre contenido que te ayudará a crecer profesionalmente, a encontrar fácilmente un empleo que te apasione o a hacer una diferencia en tu lugar de trabajo.

Comparte este articulo:

Mónica Ordóñez

Coordinadora de Contenidos en Kelly México, con más de 10 años de experiencia en la generación de contenidos y diseño editorial, egresada de la carrera de Diseño y Comunicación Visual de la Facultad de Artes y Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México.

0

Publicado en: Crecimiento profesional, Vida laboral, Tendencias en el lugar de trabajo, trabajo remoto

7 consejos que te ayudarán si tienes que volver al trabajo presencial

Después de un par de años trabajando desde casa, con el levantamiento de las restricciones de la pandemia, algunas empresas están diciendo adiós al home office para regresar a sus centros de trabajo. Pero no todos los trabajadores están listos para volver.

Una encuesta realizada en el Reino Unido reveló que la mayoría de los trabajadores europeos prefieren no regresar a la oficina después de la pandemia. ¿Por qué? La encuesta descubrió que los trayectos a la oficina, el equilibrio entre el trabajo y la vida personal y los “espacios de trabajo inadecuados” son las mayores quejas y el 86% de los colaboradores siente que tiene un mejor equilibrio entre el trabajo y su vida personal, trabajando desde casa.

 

El efecto de la pandemia

Hace algunos meses, te contamos sobre la tendencia de la Gran Renuncia, llamada así por el aumento en el número de personas que están dejando sus trabajos en la actualidad. Pero este fenómeno no es una casualidad, muchos expertos ven a la Gran Renuncia como una respuesta a la pandemia. El COVID-19 no vino solo a cambiar nuestra perspectiva, sacudió toda nuestra visión del mundo. De repente, las personas comenzaron a hacer cambios en su vida que habían pospuesto durante años o dieron un salto para perseguir su pasión.

Después de la pandemia, la gente ya no quiere volver a sus trabajos agotadores y a la misma rutina de ir y venir de la casa al trabajo. Las personas quieren mayor flexibilidad y libertad para equilibrar su trabajo con su vida personal y ahora que saben que es posible, no están dispuestas a renunciar a ello. Por eso, muchas empresas han cambiado sus actitudes hacia sus colaboradores, aumentando las oportunidades de trabajo remoto y dejando de lado la distancia para que puedan desarrollarse profesionalmente, incrementar su productividad y conectarse con personas talentosas de todas partes.

 

 ¿Estás listo para volver a la oficina?

Pensando en un término medio y como muchos trabajadores coinciden en que el futuro del trabajo debe ser híbrido, ya que esta modalidad combina el trabajo desde casa con el trabajo presencial, de manera que puedan disfrutar de más libertad, pero mitigar el impacto emocional negativo del home office. Algunas empresas han implementado las políticas adecuadas para adoptar este nuevo esquema de trabajo.

Desafortunadamente, no todas las compañías toman esto en cuenta y la decisión de volver al trabajo presencial no es opcional para sus colaboradores. ¿Es tu caso? ¿Estás listo para volver a la oficina por tiempo completo o aún no sabes cómo asimilar el cambio que te hará renunciar al equilibrio que te trajo el trabajo remoto? Si lo que te espera es el trabajo presencial, ¿por qué no llevas los buenos hábitos de casa a la oficina? Por ejemplo, si ibas al gimnasio, ahora puedes tomar caminatas de 30 minutos durante tu hora de comida. No abandones esos buenos hábitos, solo trata de adaptarlos.


Tips para que el proceso sea más sencillo

Para que la transición sea más sencilla, te compartimos algunos tips que te ayudarán a lograrlo:

1. Sé tolerante contigo mismo y con los demás
Así como tuvimos que adaptarnos de forma repentina al trabajo remoto y ese cambio tuvo un impacto en nuestra salud mental, volver a la oficina implicará un cambio radical en nuestra forma actual de trabajar. Perdimos o tuvimos que ajustar las pequeñas rutinas diarias que conforman nuestras vidas, y como muchos de nosotros estamos saliendo del modo de crisis, es hora de hacer un balance de cómo es tu vida ahora y cómo solía ser. Considera las cosas que han cambiado para ti durante los últimos años y decide qué elementos deseas conservar.

Tu productividad y tu energía pueden disminuir, podrías tener mucho menos tiempo en las noches para divertirte o dedicarlo a algún pasatiempo. Entonces, es importante tomar todo esto en cuenta, cuidarte durante esta transición y no ser demasiado duro contigo mismo. ¡Ah! Y recuerda que tus compañeros también han pasado por lo mismo, así que sé amable con ellos.

2. Date tiempo para adaptarte
Si tu empresa lo permite, intenta volver de forma gradual a tu lugar de trabajo. Inicialmente, ve solo algunos días a la semana y el resto trabaja desde casa. Eso te dará tiempo para adaptarte a las diferencias entre ambos tipos de trabajo. Para muchas personas, volver al lugar de trabajo supondrá un gran cambio, con más gente, ruido y tiempo de traslado, por lo que volver a trabajar de forma presencial por tiempo completo puede llevar un tiempo para acostumbrarse.

Incluso si está emocionado con volver a la oficina, el cambio será grande tanto para tu cuerpo como para tu mente. Suaviza el impacto haciendo los cambios lo más agradables posible. Haz que tu trayecto al trabajo sea más fácil con un buen podcast o tu lista de reproducción favorita, incluso un libro si viajas en transporte público. Haz un plan para comer en uno de tus lugares favoritos o lleva la comida que más te gusta y que prepares en casa. Programa un café con algún compañero y práctica el lado social positivo de estar en la oficina. Cualquier pequeño detalle que puedas agregar a esos primeros días en la oficina lo hará todo más fácil.

3. Ajusta tu rutina semanal
El trayecto de tu casa a la oficina tomará un poco más de tiempo que pasar de tu recámara al escritorio, así que empieza por programar tu alarma más temprano. Para prepararte para regresar al lugar de trabajo, incluso si es solo un día a la semana, comienza a pensar en levantarte cada día a la misma hora que cuando tengas que ir a la oficina. Esto hará que el regreso sea mucho más sencillo y menos drástico.

Tómate el tiempo para trazar una nueva rutina matutina y vespertina, sé realista sobre lo que puedes y lo que no puedes hacer en un día. Si has adoptado nuevos hábitos positivos en tu vida, busca la forma de incorporarlos a esta nueva rutina.

4. Mantén la buena comunicación con tu líder
Antes de regresar al lugar de trabajo, asegúrate de haber resuelto todas tus dudas con tu líder, ya sea sobre espacios de estacionamiento, nuevos escritorios o medidas de salud y seguridad. Es importante que sepas qué esperar a tu regreso. Cuanto más sepas, más cómodo te sentirás. Si no estás totalmente seguro de las nuevas políticas de trabajo y sobre los cambios, no dudes en consultarlas con tu jefe.

También coméntale cómo te sientes con esta transición, habla sobre cualquier cosa que te preocupe y sugiere cualquier recomendación que creas que puede ayudar en el proceso.

5. Restablece los límites perdidos
Si bien el trabajo remoto tiene muchos beneficios, también presenta ciertos desafíos, especialmente en torno a la frontera entre la vida laboral y la vida personal. Pero es importante que recuperar los límites perdidos en torno al equilibrio entre el trabajo y la vida. Así que al regresar a la oficina debes asegurarte de que el trabajo no invada tu horario de comida o de no quedarte hasta tarde para hacer "una última cosa" antes de salir.

Recuerda que ya estás agregando el tiempo que usas para el trayecto de tu casa al trabajo nuevamente cada día, por lo que no necesitas prolongarlo más quedándote tarde o volviendo a iniciar sesión en casa.

6. No te olvides de las herramientas en línea
Si cambiaste a herramientas en línea más colaborativas durante la pandemia, sigue usándolas en el lugar de trabajo. En muchos casos, la colaboración ha mejorado entre equipos y empresas, y estas innovaciones seguirán siendo útiles y fortalecerán los sistemas de trabajo.

Las nuevas plataformas en línea tendrán un impacto duradero en las prácticas laborales y seguirán permitiendo que los equipos de trabajo se involucren sin importar dónde se encuentren. Esto también significa que tu enfoque del trabajo no necesita cambiar cuando vuelvas al trabajo presencial.

7. Trata de negociar un esquema híbrido.
Muchas empresas cuentan con políticas mucho más flexibles después de la pandemia. El regreso al trabajo tradicional no tiene por qué ser completamente como antes. Es posible que desees comenzar a trabajar antes para evitar el tráfico en las horas pico o probar patrones de trabajo híbridos si la política de tu empresa lo permite. Algunas están explorando soluciones de trabajo híbridas en las que los equipos o las personas pasan parte del tiempo en la oficina y el resto en casa.

Si tienes esa opción, acércate a tu empleador y averigua cómo puede funcionar para ti, explícale que puedes ser más productivo con este modelo y cómo puede beneficiar a tu salud y bienestar.

Mientras que algunas personas quieren continuar trabajando desde casa tanto como sea posible también es cierto que otras ya no pueden esperar para regresar a la oficina. Y tú, ¿extrañas tu trayecto diario al trabajo? Tal vez disfrutabas de ese momento tranquilo para leer o simplemente para pensar en lo que pasaría ese día. ¿O prefieres trabajar desde casa y no tener que batallar con el tráfico ni el transporte público? Algunas empresas han decidido volver a la oficina y otras adoptaron el trabajo remoto de forma permanente, pero tú tienes una opción: visita nuestra bolsa de trabajo para encontrar un trabajo que te brinde suficiente tiempo para ti, ya sea presencial o home office, tú decides.

Bolsa de Trabajo Kelly

¿Estás buscando empleo?

Encuentra un trabajo que te apasione con la ayuda de nuestro reclutador Kelly Bot

En Kelly te conectamos con el mundo del trabajo

 

Continuar leyendo: Dormir bien te ayudará a mejorar tu salud (y tu trabajo)

Comparte este artículo: