Header4-Blog-Kelly-Direct

Sé un mejor líder y obtén mejores resultados, manteniendo un buen equilibrio entre vida y trabajo

¿Sabías que el 75% de los trabajadores mexicanos considera el balance entre vida y trabajo como un factor importante al momento de tomar una decisión laboral?

¿Sabías que el 75% de los trabajadores mexicanos considera el balance entre vida y trabajo como un factor importante al momento de tomar una decisión laboral?, de acuerdo con el estudio de Kelly Services “Tendencias del Entorno Laboral en México 2018”.

No es novedad que la generación Millennial valore un buen equilibrio entre la vida laboral y personal.  En los últimos años, numerosas organizaciones han aprovechado este hecho para atraer a los mejores talentos. Sin embargo, a los líderes de estas empresas a menudo les resulta difícil encontrar un buen equilibrio entre el trabajo y su vida personal. Esto puede ser causado por una cultura organizacional donde se alienta a los empleados regulares a mantener un buen equilibrio entre la vida laboral y personal, pero los líderes tienen un estándar diferente. Sin embargo, incluso sin la presión de sus empleadores, muchos líderes sienten que sus responsabilidades les exigen dedicar más horas al trabajo y estar siempre disponibles, incluso los fines de semana y días festivos. Llegan al trabajo antes que los demás y se van el último. Nunca están enfermos, y no se toman días libres. Además, aunque la compañía permite el trabajo remoto o home office, la única vez que trabajan remotamente es cuando están en un viaje de negocios.

Pero, ¿sabías que, como líder, puedes mejorar no solo tu propio desempeño, sino también el de tus empleados si mantienes un buen equilibrio entre la vida laboral y personal?

Por supuesto, la razón número uno para que cualquiera pueda mantener un buen equilibrio entre la vida laboral y personal es reducir el riesgo de agotamiento. Y cuando se agrega a esto el hecho que pocos gerentes alguna vez apagan sus teléfonos, las posibilidades de desgaste aumenten considerablemente. Pero la verdad es que nadie se beneficia si sufres de agotamiento. En primer lugar, es una experiencia desagradable, inclusive puedes tener efectos físicos y psicológicos a largo plazo. En segundo lugar, tu empleador tendrá que encontrar un reemplazo para el tiempo que estés fuera del trabajo, y eso implica costos. Y tercero, tus empleados, tendrán que acostumbrarse al líder temporal, lo que probablemente tendrá un impacto inicial en la productividad.

Al mismo tiempo, eres responsable de motivar a tus empleados y ayudarlos a rendir al máximo, y eso significa que te buscarán como ejemplo. Si un empleado no está seguro de que le tomen en serio si trabaja desde su casa dos días a la semana, la mejor manera de demostrar que el trabajo remoto es perfectamente aceptable siempre y cuando cumplan, es que trabajes desde tu casa un par de días al mes (si la política de la compañía lo permite). Del mismo modo, debes limitar tus horas de trabajo y establecer límites en los horarios que te encuentras disponible por teléfono y correo electrónico fuera del horario normal de trabajo.

Pasar más tiempo sin trabajar también es fundamental para crear conciencia sobre las tendencias y desarrollos del mundo real. Tener más tiempo de inactividad significa que tendrás más tiempo para leer, ir a lugares y conocer gente. Todo esto es esencial para asegurarte de tener una visión mundial completa y obtener información valiosa sobre los desarrollos y las tendencias que impactan en tu industria. El mundo está cambiando rápidamente y si estás en una posición de liderazgo, debes ser capaz de ver las oportunidades a medida que surgen.

Con un mejor equilibrio de trabajo-vida, también es probable que tengas un mejor rendimiento. Como señala Jacob Shriar en su artículo "Guía del Gerente para el Equilibrio vida/Trabajo”, tomarte el tiempo para descansar te permite volver al trabajo renovado y recargado. Cuando estás más descansado y relajado, serás mentalmente más agudo, y eso a su vez mejorará tu rendimiento.

Recuerda: pasar menos tiempo trabajando no significa necesariamente que serás menos productivo, siempre y cuando trabajes de manera más organizada e inteligente. Haz uso de las opciones de trabajos flexibles y remotos; y usa todos tus días de vacaciones, porque mantener un buen equilibrio entre la vida laboral y la vida personal puede ser la diferencia entre simplemente dedicar horas y entregar un trabajo excepcional que te impulse.

Artículos recientes

New Call-to-action